Viajes

París, visita imprevista

Pin
Send
Share
Send


África, continente tabú para gran parte de la población española. África, nuestra eterna espinita. Hablas de África y personas con más o menos culturas a nuestro alrededor la asocian a guerras, animales, calor, muertes e inseguridad… Hoy, aunque con una parada imprevista por el camino, volaremos por segunda vez estas tierras (tras el viaje a Isla Mauricio 2007), aunque será la primera que veamos la verdadera África negra…

Un viaje, un gran viaje, no podría comenzar de otra forma que con un gran madrugón. Hay una serie de pequeñas rutinas que huelen a aventura, y ésta es una de ellas, al igual que nuestro tradicional taxi al Aeropuerto (28 EUR) o el cafecito y zumo (8.60 EUR) una vez pasados los controles. Estamos empezando el viaje más largo que jamás hemos hecho… !! 31 días !! (tocamos madera) y todavía no somos conscientes de ello. La mochila, con el plastificado que hicimos ayer en A Coruña, parece un verdadero bollo preñao. !! Tú nooooo, Paula !! !! Tú un bollito !!



El vuelo a París dura apenas 2 horas, aunque ya sale con 30 minutos de retraso. Hemos dormido bien poco, con lo que caímos dormidos apenas despegar y se nos pasa volando. Aterrizar, pasar controles y ya están esperandonos Joseba y Margari que nos reciben con un abrazo, aunque los paneles nos dejan una mala noticia… Nuestro vuelo que salía a las 11'00 está retrasado hasta las !! 22'35 !!

 TRASLADO FÁCIL PARA LOS MÁS ORGANIZADOS:

Aunque nosotros siempre te damos toda la información para organizar los traslados por tu cuenta, si dispones de poco tiempo o prefieres algo fácil, tienes la siguiente opción SIN PROBLEMA DE IDIOMA y con MUY BUENAS OPINIONES de otros viajeros. El traslado de París puede ser de aeropuerto a hotel (el chófer te esperará con un cartel) o viceversa, e incluso personalizados dentro de la propia ciudad. El precio es por vehículo (NO persona)

Traslado Aeropuerto-Hotel en París

Nos dan unos bonos para unos refrigerios y para la cena y mientras los ánimos decaen un poco inicialmente, replanteamos la situación. !! Estamos en París !! No todos los días se está en París, ¿no? Más facilidades imposibles, y tenemos tren directo (18.30 cada dos) a Chatelet, junto al Sena, y alrededor de las principales atracciones como Notredame o el Louvre… y un día estupendo. !! Paríssssss "monamourrrr" !!




Notredame sigue respirando misticismo a raudales. Sigue siendo una de las catedrales góticas que más inspira a poetas, escritores y cineastas y no dudamos porqué. La fachada principal nos deleita.


Un día como hoy, el río Sena está lleno de gente paseando, algunos disfrutando de la playa artificial allí improvisada y otros de los famosos cruceros que circulan río arriba y abajo incansablemente.



Comer en la ribera del río al paso por esta zona de la ciudad tampoco resulta excesivamente caro y si muy gratificante. Ya empezaba a apretar el hambre y una terracita nos ha dejado una de esas comidas !!que apetecen!! (36.20 EUR)

Si dejamos de lado la Torre Eiffel, tantas veces visitada y que hoy hemos obviado, la animada zona del Louvre es otro lugar que no podemos dejar escapar. Allí mientras muchas personas hacen cola o disfrutan del museo, otras simplemente pasan el día al calor del sol y el refresco de sus fuentes. ¿Nos animamos Paula?



Tras pasar una buena tarde regresamos en tren (18.30 EUR) y volvemos a pasar los controles. Una cenita a costa de Air France y una pequeña espera (que es la que nos permite escribir) nos pone rumbo a la capital de Kenia, Nairobi, en un vuelo de 8 horas y media. No es el viaje más largo que hemos hecho, pero da para mucho.




Mientras Joseba lee y Margari escucha música, nosotros nos culturizamos sobre nuestro desconocido destino, que empieza a alargar el presentarsenos. África es el tercer país más grande del mundo (el 22% de la superficie terrestre), con unos 1.000 millones de habitantes (90% de población de raza negra y 10% blanca) y con 53 paises (54 con Sudán del Sur cuando sea oficialmente reconocido donde ya estuviera recientemente nuestro apasionado Jorge Sánchez, EL VIAJERO)

¿Por qué el destino de viaje? Sabeis que nos encanta la historia, contextualizar nuestros viajes. África es ya desde tiempos del Imperio Romano continente de grandes acontecimientos. El imperio Kanem-Bornú (Libia, Chad, Nigeria, Niger, Camerún), el Reino del Congo (Angola, Congo y RDC), la expansión del coloniasimo europeo. Sólo un país, Etiopia, ha permanecido sin colonizar a lo largo de los tiempos, país que se merece un solo viaje en si mismo.

Somos apasionados precisamente de esta última, la expansión del colonianismo europeo, sus penurias, sus explendores, y de hecho definiremos nuestros viajes basándonos en éstas. Hoy cumplimos otro pasito en nuestra vida viajera.

Desde 1875 se inicia una lucha por la expansión de los imperios que termina en 1914 con tan sólo Etiopia y Liberia fuera de la ocupación europea. Si en términos de población se refiere, sería Gran Bretaña con el 30% de control de la población africana, el gran vencedor, contra el 21% de los franceses, el 9% de los alemanes, el 7% de Bélgica o el 1% de Italia. Portugal con Cabo Verde, Angola y Mozambique, y España, con el Marruecos Español, Sahara y Guinea Española, también tendrían territorios.

Dejándo un lado el Africa Austral, vamos a centrar nuestro viaje en el África Este inglesa y belga.

Uno de los mayores intereses en Africa de los ingleses fue tener ruta abierta hacia la India. Para ello encontraron su principal oposición en Alemania. Tras varios tratados finalmente Gran Bretaña se queda con Uganda, Kenia y Sudan y Egipto (que serán objeto de otro viaje) y los alemanes Tanganika. Rwanda, inicialmente de los alemanes fue perdida tras la I Guerra Mundial en favor de los belgas, que junto a RDC, tuvieron un gran imperio bajo el mano de Leopold II, el mayor gran “desconocido” genocida de este mundo.

Centraremos nuestro viaje de este verano ahí precisamente. Kenia, Uganda, Ruanda y el Congo Belga o R.Democráctica del Congo, aunque este último no será más que una intentona por llegar a vivir una experiencia única, incluso quizás que no lleguemos a poder hacerlo. El visado lo llevamos… por si acaso

Pero todo esto es historia, y nosotros vamos a traernos nuestras propias experiencias actuales en persona. Mmm, no tiene mala pinta este avión.



Puede ser que encontremos ese sueño que nos falta desde que salímos. Hasta pronto París. Hasta siempre París.


Paula e Isaac, foto de París, ya volando a Nairobi (Kenia)

GASTOS DEL DÍA: 109.40 EUR

Pin
Send
Share
Send