Viajes

Viaje a Sudán en 12 días (ideas y preparativos)

Pin
Send
Share
Send


Soy de los afortunados (si, lo creo así) que crecí en un mundo sin internet en el que un libro o una película era capaz de trasladar a un niño, todavía por moldear, a lugares mágicos en el otro extremo del mundo a través de la imaginación. Y lo era, casi siempre, mediante el género de ficción pero utilizando escenarios reales como aquel Palacio de Potala, las Fuentes del Nilo o la Petra del Santo Grial. De entre todas ellas las de aventuras eran mis favoritas e Indiana Jones (y su componente arqueológico) mi referente infantil e icono de este blog desde sus inicios. Lo que nunca imaginé es que el destino fuese tan caprichoso como para ofrecerme la oportunidad de adentrarme todavía más allá de ese viaje a Egipto que espero con ansias hace tiempo, a un área del planeta con más pirámides y tesoros arqueológicos que su vecino del norte y que los conflictos han relegado al olvido bajo las arenas del desierto durante muchos, muchos años. Me voy de viaje a Sudán en 12 días y hoy os cuento como surgió todo (FUENTE FOTOS: Todas las fotos de este artículo salvo el itinerario son de la web oficial de Raidan Travel Tours y de Noe Sánchez, compañera de expedición que estuvo en Sudán hace 2 años y regresa)

Un primer vistazo del viaje a Sudán en 12 días

VIAJEROS: Soy Isaac, junto con Juve y un grupo de buenos amigos (David, Noe, Patri, Isi y Javi), quienes emprendemos esta aventura. Paula y Oli (muy pequeñita para un destino así) se quedan con Nico estos días. Podréis seguirnos también por las redes sociales de Chavetas (Facebook, Twitter, Instagram y Tripadvisor)

DURACIÓN DEL VIAJE: Durante 12 días desde el 1 al 12 de Diciembre de 2018

TIPO DE VIAJE: Viaje en 4x4. Viaje con la agencia local Raidan Travel Tours diseñado a medida. Expedición.

ITINERARIO: Se irá actualizando en la sección "Diario de Viaje" y hay un itinerario orientativo pero en Sudán, nunca nada sale del todo como uno tiene en la cabeza. No confundir con Sudán del Sur, independizado en 2011 y en situación de conflicto.


Recorreremos el norte del país, la conocida como Tierra Nubia abierta al turismo (junto a la zona del Mar Rojo). ACTUALIZACIÓN: Ya está el diario de viaje final…

DÍA 1: Sudán, el comienzo de una historia con "alma Chavetas.es"
DÍA 2: Jartum, Omdurmán y el encuentro del Nilo Blanco y Azul
DÍA 3: Old Dongola, capital cristiana de Makuria y el desierto de Bayuda
DÍA 4: Bajo las estrellas en Soleb, el mejor templo egipcio en Sudán
DÍA 5: Isla de Sai, una isla-historia en el Nilo (y visita a una escuela)
DÍA 6: Tercera Catarata del Nilo, petrogliflos y atardecer mágico
DÍA 7: Kerma, el primer reino unificado (y las pirámides de Nuri)
DÍA 8: El-Kurru, el día que bajé solo a una necrópolis de 3.000 años
DÍA 9: Jebel Barkal, la montaña sagrada del reino de Napata
DÍA 10: Meroe, las pirámides de una civilización olvidada en Sudán
DÍA 11: Naga y as-Sufra, yacimientos meroíticos más allá de Meroe
DÍA 12: Fotos de Sudán, instantáneas de un viaje a Nubia

Otra zona que nos hubiera encantado pero está prohibida para el viajero, es el área de etnias de las montañas de Nuba.

TRANSPORTE PRINCIPAL: Como no podía ser de otra forma, utilizaremos el avión. Nuestra opción ha sido Turkish Arlines vía Estambul para llegar a Jartum

TRANSPORTE SECUNDARIO: Tendremos 3 vehículos 4x4 (ocupados con un máximo de 3 personas) con aire acondicionado (fundamental), maletero tipo pickup para llevar equipaje, equipo de cocina, tiendas de campaña por si hicieran falta, mantas, mesas y sillas plegables, lámpara de gas. termos, vajilla, cubiertos, agua, medicamentos y kit de primeros auxilios. Recorreremos pistas por el medio del desierto con lo cual todo puede ser necesario, tendremos "mil imprevistos" y lo sabemos con antelación.



ALOJAMIENTOS: Dormiremos en casas tradicionales nubias donde la población local ha adaptado habitaciones alrededor del patio para poder acoger viajeros. Son básicas, con duchas de agua fría y recursos limitados pero no confundir con lokandas que también es típico sudanés pero de condiciones paupérrimas para nuestros estándares. Tendremos hotel en Jartum y en Meroe (recién inaugurado por la agencia -antes solo había un Tented Camp de los italianos-). Llevamos también tiendas de campaña por si fuera necesario (los imprevistos están a la orden del día)



DOCUMENTACIÓN NECESARIA:
PASAPORTE: Requisito de tener 2 páginas en blanco, no tener sello de Israel y 6 meses de validez.
VISADO: Ciertamente complicado (obtenido a 3 días de irnos y eso que contábamos con invitación de la agencia local). Tramitado con al menos 1 mes de antelación en la Embajada de Sudán en Madrid aunque van a su ritmo y solo abren de 10 a 13 y con cita previa. Es necesaria carta de invitación (de agencia local o persona sudanesa que responda por ti), el pasaporte, ficha cubierta y fotos tamaño carnet. Haré un articulo dedicado.
REGISTRO DE VIAJEROS EN JARTUM y HOTELES: Obligatorio e importante aunque si cuentas con agencia local, lo hacen ellos, tanto a tu llegada (tienes 3 días) como en los hoteles de la ruta (incluso en la policía en los emplazamientos que fuese necesario)
PERMISO DE FOTOGRAFÍA Y VÍDEO: Obligatorio y limitado a lugares arqueológicos, aunque en la práctica hay más lugares donde no te pondrán problemas. No fotografiar bases y puestos militares, aeropuertos, puentes y edificios gubernamentales.
SEGURO DE VIAJE: No se me ocurriría ir a un destino así sin una buena cobertura. No todas las agencias del mercado cubren Sudán (de hecho casi ninguna) pero IATI si. Ya sabes además que si necesitas seguro y eres lector de CHAVETAS ahora te ahorras un 5% pinchando aquí (EL DESCUENTO SE APLICA DIRECTAMENTE).


DATOS PRÁCTICOS DE UTILIDAD:
IDIOMA: Árabe, inglés y más de 114 dialectos nativos (por ejemplo, la comunidad afroasiática Beja tiene 2 millones de habitantes que hablan Bedawi)
MONEDA: La Nueva Libra Sudanesa (SDG) que hace apenas 4 años estaba a un cambio de 5,42 SDG por EUR y en la fecha del viaje, con Sudán embargado por Estados Unidos, se ha devaluado hasta los más de 50 SDG por EUR.
TARJETAS: Es inviable pagar o sacar dinero con una tarjeta en Sudán, ni siquiera en la capital. No obstante, apenas cambiaremos 100 EUR porque no los vamos a necesitar (algunas postales, souvenir o capricho).
GUIA: En esta ocasión nos llevamos la Bradt de Sudán, ya me gustó mucho su edición de Botswana.
TELEFONO: No hay demasiada cobertura o ninguna a lo largo de nuestro recorrido, salvo en núcleos de población.
INTERNET: Llevaremos nuestro Router 4G con MIFI para comprar una tarjeta prepago el primer día en la capital. La cobertura se limita allá donde hay señal telefónica.
SEGURIDAD: Si nos referimos a la zona norte turística del país, Sudán es un país seguro y hospitalario. No así el Sur y el Oeste (Darfur) pero son zonas prohibidas para los turistas.
VACUNAS: En la zona del recorrido no es obligatoria ninguna vacuna.
ELECTRICIDAD: No en todas las casas tendremos electricidad continua (algunas funcionan con generador) por lo que es necesario llevar baterías suficientes para los equipos fotográficos. Los enchufes son Tipo C, G y D (240 V; 50 Hz).
DIFERENCIA HORARIA: +1 hora que en España en las fechas del viaje
RELIGIÓN: El 85% practican el Islam pero en su mayoría se adhieren al sufismo. No son extremistas, no es necesario cubrirse el pelo, las sudanesas hablan con extranjeros sin problema (incluidos hombres) y están encantados de compartir un café o té contigo. Eso si, alcohol prohibido, ropa adecuada y sentido común

Ah, y es de bien nacidos ser agradecidos. Muchísimas gracias a Aliseter de Los viajes de Ali por sus consejos respecto a la aduana (para plantearme llevar el dron o no) y porque su blog es de los que mantienen esa esencia de antaño, además de estar cargado de esos viajes singulares con los que me siento tan identificado.

¿Por qué Sudán como destino? ¿Cómo lo organizo?

Creo que la propia introducción desvela mis razones para elegir Sudán como destino. Sueño desde niño con poder acceder solo, sin turismo, a una cámara funeraria perteneciente a aquellos Faraones Negros que llegaron a gobernar el mismo Egipto hace más de 2.500 años. Solo pensar en ese momento, ese instante de una vida viajera, se me acelera el corazón. ¿Lo lograré?




Sudán es un país complejo. Es un destino que apenas emite 10.000 visados a visitantes al año y que, aunque comienza a "despertar" (turísticamente hablando), carece de infraestructuras y logística para ello.

INFO IMPORTANTE: Siempre siempre siempre, consultar y registrarse en el Ministerio de Asuntos Exteriores respecto a Sudán. Actualmente Sudán se encuentra sometido a un importante embargo que ha llevado al desabastecimiento de productos básicos, incluidos carne, cebolla, leche o pan, así como gasolina y un deterioro de la economía que su gobernante Omar el Bashir, acusado de crímenes contra la humanidad y genocidio, ha trasladado a la población. No es objeto de este diario hablar de política ni valorar la historia actual pero si avisar al viajero que se han producido revueltas en las grandes ciudades que pueden influir en la obtención de visado y que se debe evitar siempre las aglomeraciones.

Por supuesto se puede ir de mochilero, ya lo han hecho otros antes pero los que me conocéis sabéis que no tenemos ni esa filosofía ni ese tiempo pero si espíritu aventurero. Solemos buscar agencias especializadas, generalmente locales, que nos permitan cumplir ese viaje… y en Sudán existen principalmente tres: Raidan Travel Tours, Lendi Travel e I.T.C Sudan (de origen italiano pero sede en Jartum). Luego están las Azul Marino, Trekking y Aventura, Banoa, Viajes Tuareg, Kananga, Club Marcopolo, Catai y otras agencias de aventura que utilizando como receptivo los servicios de algunas de estas tres (no tienen infraestructura propia dentro del país), te ofrece sus servicios en España algo más caros pero añadiendo algún valor añadido (como un acompañante arqueólogo, fotógrafo o persona de interés) siendo opciones también recomendables según lo que busque cada uno.



Nosotros viajamos con Raidan Travel Tours por muchos motivos pero fundamentalmente por el incitador de este viaje de amigos, David Pobes, del que ya os hablaré en los diarios. Raidan nos ofrecía flexibilidad en el diseño del itinerario (¡nos quedamos una noche más en Meroe!), ser un grupo pequeño, dormir en casas nubias pero también en su nuevo hotel en Meroe con agua caliente (que tras varios días lo agradeces) y todo lo necesario para la expedición (guía, cocinero, 3 chofers y 3 vehículos 4x4) y precio sudanés y ese espíritu de aventura buscado.

¿Por qué 12 días? Objetivos del viaje a Sudán

Una ruta tradicional por Nubia con los principales atractivos suele realizarse en un recorrido de 10/11 días, contando los vuelos de España. En nuestro caso, con un viaje diseñado a medida y haciendo una ruta siempre "inscrecendo" para dejar Meroe al final, hemos añadido una noche extra en el más famoso tesoro arqueológico de un país olvidado y, sobre todo, queríamos tener nuestros tiempos libres para disfrutar y no "pasar por encima de los emplazamientos" así como poder acceder a una escuela local o disfrutar ese té y café tranquilos en un pueblo perdido del desierto.


Pero Sudán, o más bien las regiones áridas y salvajes del norte sahariano del país de la Antigua Nubia, alberga mucha historia bajo su agreste paisaje. Los yacimientos arqueológicos de los Faraones Negros pueden ser su reclamo (las Pirámides de Karima o El-Kurru, Meroe, Naga y Mussawarat as-Sufra,… ) pero su piedras y arena todavía conservan vestigios de templos egipcios del Reino Nuevo como Soleb o la cantera de Tombus, islas con asentamientos nubios, faraónicos y cristianos (y hasta otomanos) como Sai, las más antiguas edificaciones del áfrica subsahariana como Deffufa y la increíble civilización milenaria de Kerma o Old-Dongola, capital cristiana del reino nubio de Makuria ya en el medievo.



Y todo ello sin olvidar a su gente, conocida por su hospitalidad y belleza o por su resistencia a condiciones a veces imposibles como la que les ha tocado vivir a los beduinos de la tribu Bisharin o los paisajes de mares de dunas, los bañados por el Nilo y sus famosas cataratas (que también visitaremos) o el punto de encuentro entre el Nilo Blanco y el Nilo Azul en Jartum en el origen de nuestro viaje. Todo ello con un ingrediente fundamental, la parte expedicionaria de una ruta a veces sin un camino marcado, dormir en casas tradicionales nubias adaptadas al viajero o disfrutar de la caída del sol en parajes ni siquiera imaginados. ¿Os he convencido para seguir este viaje a Sudán conmigo?


Isaac, rumbo a Sudán

Pin
Send
Share
Send