Viajes

Rovaniemi y Santa Claus Village, viaje al pueblo de Papá Noel

Pin
Send
Share
Send


Paula duerme a estas horas como ese niño que ha cumplido sus sueños más mágicos. !Papá Noel existe! Ya lo teníamos claro el día que partimos en este viaje a Laponia finlandesa en Navidad cuando nos pusimos rumbo tras las huellas de Papá Noel pero hoy, a pocos kilómetros de la capital de Laponia (Rovaniemi), hemos podido hablar con Papá Noel, conocer su historia, su Post Office, el pueblo donde trabaja cada año para repartir los regalos en trineo de renos, el Santa Claus Village o Napappiiri. ¿Crees en la magia de la Navidad? !No te pierdas este relato! (CAPÍTULO EN VÍDEO aquí abajo y toda la serie en nuestro canal Youtube)

En las últimas horas del día nos hemos acercado al pueblo nevado de Rovaniemi con decenas de restaurantes, hoteles, bares, cafeterías y supermercados y rincones con mucho encanto. Os contamos también todo lo que se puede hacer si haces base de más días aquí

Santa Claus Village, el pueblo de Papá Noel

Hacía tiempo que no veía a Paula tan nerviosa. En el fondo es como una niña (y que nunca lo pierda). Ya desde primera hora en el desayuno-buffet que tenemos incluido en el restaurante panorámico del Lapland Hotel Sky Ounasvaara donde nos alojamos tenía una sonrisa inquieta. Aunque podríamos haber bajado en busca del bus n8 para acercarnos, hemos decidido coger un taxi (27 EUR) para llegar casi sin gente a ese lugar deseado desde que partimos de A Coruña… !Santa Claus Village o el pueblo de Papá Noel en Laponia!




Como no podría ser de otra forma, está nevando en la lejana tierra del símbolo de la Navidad. No falta ningún ingrediente a lo que podíamos haber imaginado. Santa Claus Village es una especie de parque temático a 8 km de Rovaniemi justo por donde pasa la línea del Círculo Polar Ártico y que incluye su taller, una oficina postal, un centro comercial, toboganes de hielo, el Snowman o restaurante-bar de hielo, varias instalaciones donde dar un paseo en trineo de renos o contratar actividades con huskies o moto de nieve, restaurantes, unas villas para alojarse y un edificio-casa de Navidad


Es precisamente este edificio-casa de Navidad el que hace de recepción y pequeño museo el primero al que hemos entrado



El museo resulta ser más bien una exposición de Navidad sencillita que combina algunas tradiciones y explicaciones de la vida Sami, con belenes o un moderno lego y, si te "despistas", una puerta donde Papá Noel se deja "caer" de vez en cuando (los peques mejor que vayan directamente a su taller para no volverse locos, jeje)



El resto del edificio funciona como tienda y restaurante y ya saliendo, en su parte trasera, como acceso a el Santa Claus Holidays Village donde uno puede alojarse en alguna de los 74 apartamentos que tiene desde la segunda ampliación que han hecho recientemente aunque para presupuestos altos pero con el mejor ambiente navideño


El corazón de todo este parque cuyo acceso es completamente gratuito (exceptuando la contratación de actividades y la entrada al Snowman) es el Santa Claus Office o taller de Papá Noel, el cual se puede visitar también sin pagar exceptuando las fotos (os lo explicamos más abajo) pero que vamos a dejar todavía aunque Paula esté muy nerviosa, jaja


Estamos en el día más frío del viaje hasta el momento. Parece ser que esta noche la temperatura ha alcanzado los -20.5ºC aunque pequeñas ardillas árticas parece que se adaptan perfectamente al entorno. Sin duda, mucho mejor que nosotros




Tras una parada para un breve café y bollos (6.80 EUR) nos acercamos a otra joya de la corona del lugar, la oficina de correos principal del poblado de Papá Noel



Estamos a miles de kilómetros de distancia de las grandes ciudades del mundo pero desde aquí salen millones de regalos tanto por correo como en el trineo de Papá Noel la noche de Navidad




Por dentro es una pequeña tiendecita decorada con mucho cariño, con una zona para comprar paquetería y otra para sentarse a escribir tus propias postales o cartas



Cualquier paquete, carta o postal que envíes llevará el sello de uno de los lugares más especiales del mundo y no íbamos a dejar pasar la oportunidad, por supuesto



Unos paquetitos por aquí (70.40 EUR), unas postales por allá (16.95 EUR) y mucho mucho cariño para todos los que queremos




A este lugar también llegan miles de cartas procedentes de todo el mundo y se amontonan esperando ser leídas por el viejo de barba blanca para preparar sus regalos de este año. ¿Quieres enviar la tuya? La dirección de Papá Noel es Joulupukki o Santa Claus o Papá Noel, Joulumaantie 1, FI-96930 Napapiiri



Otra cosa interesante que hay que saber es que puedes decidir entre comprar sellos de allí, enviar tus postales, paquetes o cartas para que lleguen días después o !!encargarle a Papá Noel un paquete muy especial!! Se trata de una carta, una postal y un detallito que llegará en las Navidades siguientes a tu visita rellenando un pequeño formulario. Nosotros también hemos enviado (a 7.90 EUR cada uno, 23.70 EUR), jeje



Es hora de seguir investigando que más cosas podemos visitar en este gran pueblo de Papá Noel que tantas visitas recibe al día. Es importante conocer que está abierto todo el año, no solo en Navidad y, aunque Laponia en Navidad es mágica, no tendrás problema en cualquier otra época

Horarios del Santa Claus Village:

Época de Navidad desde el 1 de Diciembre al 7 de Enero de 9 am a 7 pm
Época de Verano desde el 1 de Junio al 31 de Agosto de 9 am a 6 pm
Resto del año de 10 am a 5 pm

Para los días 24Dic, 25Dic, 31Dic, 1Ene, 30 Abril y 1 Mayo comprueba en los horarios en su web porque abren o cierran antes o después (!pero abren!)

Salimos de nuevo "al frío" aunque ha parado de nevar para rodear la Santa Claus Office hasta el Snowman o restaurante-bar de hielo



La entrada es de pago (15 EUR cada uno) y hoy, 4 de Diciembre, todavía no estaba acabado pero resulta curioso ver este tipo de construcciones que no tenemos en España.


Tras pasar una zona de juegos para niños, unos muñecos de nieve geniales nos dan acceso a la zona de bar y restaurante




Es increíble, hasta el mínimo detalle está todo decorado aunque quizás, más que un trago frío, lo que nos apetece es una sopa caliente o un buen capuccino, ¿verdad? jaajaja



Caminamos por la parte superior del Santa Claus Village o pueblo de Papá Noel y nos acercamos a una especie de granja de renos. Nosotros lo haremos mañana en otra gran actividad que tenemos reservada…



… así que nos viene mucho mejor el fuego que tienen fuera para entrar en calor de nuevo, jaja. Más adelante también hay un área donde reservar paseos en moto de nieve o trineo de huskies aunque creemos que hoy no es el día para ello y lo reservaríamos para otro día concreto.




Habíamos leído que en la que llaman Santa Claus Gift Claus o centro comercial principal existe un sitio para ponerle un sello al pasaporte. !Allá vamos!



Estamos en un amplio espacio cerrado lleno de tiendecitas (34 EUR), restaurantes, cafeterías (donde volvemos a entrar en calor por 7 EUR) y !!la línea que marca el Círculo Polar Ártico!!




Justo en este mismo lugar, el centro del alargado espacio cubierto, se encuentra el punto de información donde se puede comprar un curioso diploma (4.5 EUR) y ponerle el sello al pasaporte (0.50 EUR cada uno)…

… pero lo que más nos llama la atención es una nueva actividad que para los meses más nublados permite sobrevolar las nubes en una avioneta en busca de la aurora boreal. Es cara pero a los que queráis apuntar la tenéis en The Northern Lights Flight a partir de 399 €/persona y ya nos contaréis la experiencia.



Pero a nosotros ya nos ha entrado el hambre y teníamos entre ceja y ceja un restaurante con mucho encanto en los exteriores que por dentro es una cuevecita y que sirven una especie de buffet (61 EUR con cervezas los dos) perfecta para reponer fuerzas



Va llegando el momento que esperábamos, ¿verdad Paula?

La Santa Claus Post Office, el taller donde hablar con Papá Noel

Nada de lo anterior estaría completo si no fuese porque en este poblado se encuentra… !!Papá Noel!! Si si, el verdadero, único y mayor símbolo de la Navidad que hizo de este lugar oficialmente su "oficina" para escuchar los deseos de sus visitantes desde 2010 aunque lleve siglos haciéndolo. Y ante ella nos encontramos por fin…


Cuenta la historia que, tras la II Guerra Mundial, Finlandia quedó destrozada y fue la primera dama de Estados Unidos, Eleanor Roosevelt, la que decidió realizar una ceremonia allá donde empieza el Círculo Polar Ártico y construir una pequeña cabaña ampliada con el tiempo. Nace así la historia de Napappiiri, un pueblo que fue creciendo donde en 1985 Papá Noel decidió instalar su oficina y taller para repartir los regalos cada año.



Como decíamos anteriormente, visitar a Papá Noel es completamente gratuito y te permite disfrutar 5 minutos con él pero la condición es no poder sacar fotos desde el momento que atraviesas el sendero de entrada tras la puerta de su taller (las puedes comprar al acabar además de un vídeo de tu experiencia). Sin embargo, hoy los elfos han sido mágicos con nosotros y el blog ha servido para permitirnos averiguar la reacción de Paula desde el primer momento. ¿Entramos?



Abres la puerta y caminas por un sendero con una música y una atmósfera que te traslada a un mundo mágico. Si ya de por si es excitante, la emoción todavía sube…



Subimos una escalera al piso superior. Regalitos, extraños relojes, péndulos, fotos de su encuentros… todo te conduce a una puerta final donde incluso un elfo te ofrece un regalito que Papá Noel puede esconder detrás de su silla para dárselo a los más peques cuando entren.



Un elfo nos recibe en la entrada de su oficina. Joulupukki, nombre finés de Santa Claus o Papá Noel ya está preparado para recibirnos. Resulta curioso saber que en Finlandia se presenta en Nochebuena a repartir regalos (como hace en la casa Chavetas año tras año) mientras que en Estados Unidos parece que lo hace a "hurtadillas" cuando nadie le ve. Y ahí está él. Los nervios llevan a Paula a achucharle, jejeje. Es su momento deseado del día y por fin ha llegado




Lo que hablaron Paula y Papá Noel durante un largo rato quedará entre ellos. Solo podemos deciros que la salud fue uno de los temas más importantes y que el gran Joulupukki demostró que no solo es un personaje que crea magia por la Navidad si no que su corazón no cabe dentro de ese traje


Muchos Chavetas ya tienen un detallito que ese viejo de barba blanca y traje rojo tenía para todos nosotros y estamos seguros que cumplirá muchos deseos viajeros (y los que no lo son) para el próximo año nuevo



Le despedimos emocionados. Tras su oficina se encuentra un centro de control donde graban en vídeo (se puede ver en vivo en santaclausoffice.com) y fotos tu encuentro con la persona más importante de esta época del año y que puedes comprar a razón de 30 EUR una foto en papel grande, 35 EUR por cinco en papel más pequeño o 60 EUR en formato digital incluyendo tu vídeo además de las fotos. Aunque teníamos las nuestras, ¿qué creéis que hicimos? !No tenemos remedio! (60 EUR)




Como si no quisiera irse de allí, Paula disfrutó de la última parte del recorrido como si fuese a volver a empezar. Fotos, decoración… todo está cuidado hasta el último detalle.



En los exteriores del poblado de Papá Noel ya ha anochecido y el edificio donde las ilusiones de niños y mayores se cumplen, se muestra precioso lleno de luces de colores, árboles de navidad y la línea del Círculo Polar Ártico con sus 66º 32' 35"perfectamente marcada de azul hasta la sala donde nos recibe.




Todos los 24 de Diciembre en este mismo lugar, Papá Noel es recibido por muchos visitantes para felicitar las Navidades y salir en su trineo de renos para repartir los regalos esa misma noche.

LAS PISTAS DE PAULA:

Jamás olvidaré las manos de Papá Noel. Eran blancas y las más suaves que he tocado nunca. No llegué a poder descubrir donde esconde su casa pero estoy segura que estos días averiguaremos más pistas que nos lleven hasta ella, la cueva de sus elfos o encontrar a alguno de los renos que tiran de su trineo cada año

Cuenta la leyenda que la ubicación de la casa de Papá Noel es uno de los secretos mejor guardados de Laponia y solo unos pocos elegidos, sus elfos, son conocedores de su paradero pero, como decimos siempre, esto forma parte de otra bonita historia.


Las temperaturas comienzan a bajar con la oscuridad y es buen momento para coger el bus nº8 (7.80 EUR los dos) justo en frente de la Gift House principal y acercarnos hasta Rovaniemi. Este mismo bus para en el Santa Park pero también será objeto de otra jornada apasionante



Son alrededor de las 17'30 cuando pisamos Rovaniemi. Casi sin darnos cuenta hemos estado casi 9 horas… !se dice pronto!

Rovaniemi, la capital de Laponia

Aunque nuestra entrada en Rovaniemi casi nos lleva al suelo de lo que resbalan la calles, jajja, esta pequeña localidad de 70.000 habitantes viene a destacar más por ser una perfecta base para todas las actividades que se pueden realizar que no por su atractivo turístico. De hecho, otro cafecito (6.80 EUR) no falta nada más llegar.



La calle Koskikatu es la calle principal que da vida a Rovaniemi y alrededor de la cual se encuentran los centros comerciales, hoteles, restaurantes y mercadillos. Existe otra calle transversal que amplia la oferta y podríamos decir que la plaza Lardi con un gran reloj que marca la temperatura sería el corazón de todo



Las principales compras que se pueden realizar, como no podría ser de otra forma, están hechas a base de piezas de reno y la verdad hay que reconocer que con bastante originalidad




Paula cree que Rudolf pasó algún día por aquí ya que sino sería imposible que hubiese carteles con su foto, jajaja. Habrá que seguir buscando



La gran oficina de Lapland Safaris con la que hacemos nuestras actividades también se encuentra aquí. Aparte de esto, las principales atracciones podrían ser la iglesia presbiteriana, el puente Jätkänkynttilä sobre el río Kemijoki que hemos visto varias veces estos días, el paseo fluvial y los museos Arktikum de cultura Sami, fauna y atracciones para aprender jugando o el centro cientifico Pilke que viene a ser una especie de exposición interactiva bastante divertido según dicen. Nosotros hemos intentado cenar en un restaurante que hace esquina muy recomendable llamado Nili de estilo lapón donde se puede pedir sopa de salmón, estofado de reno o cangrejo rey pero ha sido imposible sin reserva.



A estas horas Paula ya duerme placidamente tras regresar en taxi (15 EUR) y comprar refrescos (6 EUR) para acompañar nuestras reservas de embutido y chocolate, jje. Estoy seguro que hoy es de esos días en que su tiempo se ha detenido y cualquier pen

Pin
Send
Share
Send