Viajes

Lone Pine Koala Sanctuary en Brisbane

Pin
Send
Share
Send


No Paula no. Me niego a ir a Brisbane en canguro. No, ni aunque me dejes conducirlo. ¿Que es eso de ir en canguro? ¿Pero tu has visto lo lejos que está Brisbane? Decidido, ¿que más da un avión más? si desde que me conoces debes llevar como 80 vuelos ya…

Cualquier medio seria bueno para Paula que no fuese el avión. Bien es cierto que ya está más que acostumbrada a volar. Hace tiempo, en un vuelo Sevilla - A Coruña cogió una bolsa de aire de esas que parece que son tan frecuentes donde el avión cae 3 o 4 segundos que parecen eternos sin que pase nada (y que nunca me ha pasado a Isaac) y desde entonces, aunque lo lleva bien, le tiene un cierto respeto.

Inevitablemente, la 1 hora y pico que separa Sydney de Brisbane (previo taxi por 45 AUD y café 7 AUD) es suficiente motivo como para no ir en canguro esta vez, o tendríamos que plantearnos pasar el mes de Agosto y Septiembre en ruta…

Entramos en otro de los estados de Australia, Queensland, en la parte noreste del país, único estado con un sistema legislativo unicameral (Parlamento de Queensland) y cuyos origenes se remontan a los isleños del Estrecho de Torres e indigenas australianos de hace más de !!40.000 años!!. Como siempre, llegaron los británicos y se lió para, hasta que en 1856 se separó de Nueva Gales del Sur.

En la actualidad, la gran parte de población del estado se concentra en las áreas del sudeste donde Brisbane, Logan City, Rdland City y la Gold Coast, siendo la primera, Brisbane donde hemos aterrizado.

Nuevamente el aeropuerto es una gozada, y en apenas 10 minutos desde que nuestro Virgin Australia (otra compañia más para la lista que llevamos en este viaje) aterriza ya estamos en el taxi que nos lleva al lugar que nos cobijará esta noche. Seguimos con nuestra política de combinar buenos sitios con lugares más económicos, y tras el hostel de Sydney, hoy nos toca un motelito a las afueras llamado Motel Raceways del que hemos leido muy buenas críticas.


 

Efectivamente, es un negocio familiar, con una serie de pequeños apartahoteles impecables en cuanto a limpieza. Y no solo eso, nos atiende el dueño y su mujer con una amabilidad absoluta y nos dan todo tipo de facilidades: nos dan internet gratuito para el checkin de mañana, nos encargan un taxi para la madrugada que sino seria dificil de conseguir, nos dan informaciín de como llegar a nuestro destino de hoy y nos dicen que no nos gastemos el dinero en buses ni taxis, pues hay un pequeño embarcadero cercano desde el cual se puede acceder a la "City" por un módico precio.

Dicho y hecho, tras orientarnos, dejamos las mochilas y ponemos rumbo al Brest Wharf donde cada 10 o 15 minutos pasan una especie de ferrys rápidos llamados CityCat y que por 5.20 AUD cada uno te dejan en el centro de la ciudad en menos de 30 minutos.


 

El paseo además es la mar de agradable, ya que nos sirve de visita turistica de lo que nos vamos a encontrar por la noche.


Brisbane es una ciudad de casas bajas y grandes barrios residenciales tranquilos, donde algun afortunado tiene acceso directo al río por el que vamos (y algun otro tiene "extraás" embarcaciones tipo… ¿pato?).


 

Esta homogeneidad se rompe al pasar la parada de Riverside, con lo que la gente llama la "City", que no deja de ser un "downtown" de rascacielos, barrio financiero y zonas de ocio y compras aglomerado en una buena zona de la ciudad


El moderno Puente Victoria une las dos zonas que separa el río, y que veremos más en profundidad a la noche. Hablamos del Southbank y de la calle principal Queen Street Mall, donde se encuentran los principales edificios, y donde hemos desembarcado


No perdemos mucho tiempo, y nos dirigimos directamente a la Queen Street Bus Station, una estación de buses subterránea, en el bajo de un centro comercial, desde donde sale una de las dos opciones de bus que nos llevrá a nuestro destino, el BUS 430 (4.50 AUD cada uno desde la maquina). La otra es el BUS 445 y sale desde la parada 40 en Adelaide Street, cerca de aquí. También hay una opción a las 10pm de ir en barco pero su precio nos echa para atrás. Además aprovechamos para hacer un desayuno (15.75 AUD) antes de comenzar la aventura del día


 

Los grandes motivos de pasar 1 día en Brisbane antes de iniciar nuestra aventura japonesa eran dos. El primero es que era la escala necesaria para llegar al país aislado de la Micronesia llamado Nauru. Descartado este, nos quedaba el segundo motivo, cuyo emplazamiento está a unos 45 minutos por carretera y donde acabamos de llegar, el LONE PINE KOALA SANCTUARY.

Habíamos leido mucho sobre este lugar antes, pero fué gracias al viaje reciente de nuestra compañera viajera Alma Nomada que nos decidimos finalmente a venir (nos hemos gastado con todas las "caralladas" unos 108 AUD entre los dos).

Si hay algo que nos llama la atención de Australia, además de poder acercarnos a los apasionantes canguros que seguramente podamos hacerlo en futuras ocasiones en un viaje en coche por aquí, es ver koalas. Ver koalas es cada vez más dificil, pues es un animal que se encuentra en peligro de extinción, pero… ¿y tocarlos?.

Esta reserva además aloja a decenas de tipos de especies completamente diferentes y desconocidas para nosotros. Como por ejemplo el Wombata, una especie de rata gigante que vemos nada más entrar.


 

Pero no tardamos en verlos. Son como ositos de peluche. Ahí están, repartidos por toda la reserva en pequeños arboles.


Son Koalas… de verdad, aunque parezcan muñecos puestos en las ramas. !!Estamos en la reserva de Koalas más grande del mundo!!, un marco natural de más de 20 hectareas con más de 130 koalas cuidados y estudiados, hasta tal punto de dar charlas a distintas horas del día sobre ellos y el resto de fauna de este particular parque.


 

Son realmente adorables, con hábitos tranquilos y completamente perezosos. Sus extremidades son cortas, con grandes pies con cinco dedos que les sirve para agarrarse a las ramas más gruesas y quedarse dormidos. De hecho la gran mayoría duermen en sus bosques de eucaliptos particulares. Su actitud divertida y simpática, a veces curiosa, parece el de pequeños oseznos recién nacidos.


 

Parece ser que las poblaciones de koalas solo pueden extenderse si encuentran el habitat adecuado, con árboles tipo eucalipto, y crecer asociados a un suelo adecuado con suficientes precipitaciones y con otros koalas viviendo en las proximidades. Lo realmente increible es que se pueden pasar el día durmiendo, para solo despertarse para comer hojas. !!Esto es vida!!


 

Mmmm… bueno vale, no acabamos de vernos todo el día subidos a un arbol durmiendo y comiendo. ¿Tu que dices Paula?

Pero lo que realmente nos ha traido a verlos aquí, y no a otro lugar (como bien podía ser en un zoo de Sydney) es que estamos en uno de los pocos lugares del mundo donde aún está permitido tocar y abrazar un koala, bajo estricta supervisión y codiciones muy cuidadas. En Nueva Gales del Sur está prohibido


Ningún koala es cogido en brazos más de 30 minutos al día y además tienen 1 día de descanso cada tres. !!Que cosas!! ¿Te gusta tu Koala Paula? Se te va a celar Tom…


¿Que dices? ¿Que te está metiendo mano? Pero si es un dulce osito de peluche… jajajaja


 

Por un momento nos desviamos de las zonas de koalas y vemos otro animal que jamás habíamos visto. Es un dingo, una subespecie de lobo propia de Austrlia descendiente del lobo asíatico, aunque hoy por hoy no se limita a Australia, y Paula recuerda una historia de una mujer que encarcelaron en Estados Unidos acusada de matar a su bebé aunque ella mantenía que se lo había robado un dingo. Posteriormente se demostraría que había sido verdad.

Del Platypus no se nos ocurre que decir. Parece una nutria, pero tiene esqueleto de ratón. A saber de donde ha salido. Las que si conocemos son las tortugas que tanto adora Paula, aunque estas son de cuello alargado y nariz achatada.




Pero algo nos hace girar la mirada. Los Koalas, que están repartidos a través de toda la reserva por edades o estados ('boys', 'jubilados',… ), tienen una zona para las 'mamás y sus crías'. Ver un koalita recién nacido ya si que no tiene precio…


 

En fin… vamos a dejar a estos particulares ositos descansar, porque sino nos pasaríamos aquí todo el día. Paula, ¿recuerdas a Taz? ¿el monstruo de tazmania¿ pues no es solo un muñeco, sino que está inspirado en el famoso diablo o demonio de Tasmania, propio evidentemente solo de la isla de Tasmania al sur de Australia, que son del tamaño de un perro pequeño con piel negra, un olor fuerte desagradable ligado al stress y carroñeros. Aquí hay varios, y hoy se encuentran en vías de extinción debido a que en 1941 fueron considerados una amenaza para el ganado y fueron cazados. Las hembras parece además que presentan mucha dificultad para aparearse…


 

Hacia el otro lado de la reserva encontramos una zona abierta donde puedes caminar entre los animales, teniendo cuidado de dejar la puerta bien cerrada. La primera que nos viene a visitar es una Emú, un ave grande no voladora muy parecida a la avestruz que vieramos el año pasado en Samburu o Masai Mara, pero algo más pequeña. Su plumaje es de color gris y se alimentan de insectos y semillas, ademá de poner los huevos de color… !!verde!! Curioso animalejo


 

Las emús comparten habitat con otra serie de aves, incluidos patos y… por fin… !! CANGUROSS !!


Estamos en un área verde inmensa, donde varias especies de canguros hacen su vida con otros animales. Pero aquí han aprendido a convivir con el hombre, y su alimentación además del propio prado, son unos palitos que se pueden comprar en la caseta central de la reserva. !! Ven cangurito !! !! Ven !!


 

Los canguros son amimales tan simpáticos como los koalas, y junto a ellos el gran simbolo australiano. Se te acercan sin problemas y parecen muy cariñosos. Su esperanza de vida ronda los 18 años


 

El canguro rojo es el mayor de todos y se suelen encontrar en la parte más árida de Austrlia central, mientras que el gris oriental es menos conocido pero es avistado más frecuentemente. Finalmente existe también el canguro gris occidental, de tamaño menor… ¿Que es eso que se te acerca Paula? !!Un canguritooo!!!


La gran diferencia entre canguros y koalas, además por supuesto de todas las distancias físicas, es que mientras que existen alrededor de 35-40 millones de canguros en Australia, apenas quedan entre 40.000 y 80.000 koalas, de los 100.000 que llegaron a habitar el país.


Los canguros del Lone Pine Koala Sanctuary hacen una vida tranquila y relajada, disfrutando de lugares a los que no tiene acceso el hombre para descansar, o bien saltar por las grandes praderas o simplemente alimentarse y beber agua




Darles de comer, convivir un rato con ellos, disfrutarlos al aire libre, acariciarlos, tumbarte con ellos… . es una experiencia realmente irrepetible


 

Nos llaman la atención especialmente sus poderosas patas traseras, unos pies diseñados especialmente para saltar y su cola larga y musculosa para mantener el equilibrio


Su cabeza sin embargo es pequeñita, en cierta medida parecida a un perro si no fuera por su hocico alargado y sus orejas. A ver… ¿quién quiere posar para la foto? jejejej


Con cierta lastima abandonamos el recinto, pero no podemos pasarnos todo el día aquí (que lo hariamos). El parque tiene más que ver, desde extrañas serpientes, lagartos, cocodrilos a otro tipo de aves que somos incapaces de reconocer, incluso algunos de ellos libres aprovechando los restos "que algún descuidado no ha recogido". Nosotros también aprovechamos para picar algo (21 AUD)


 

Al igual que a la ida cogemos el 430 que pasa cada hora y nos devuelve al punto de partida (6,20 AUD cada uno en el propio bus). 45 minutos que nos sirven para echar una mini-cabezada que falta nos hace del madrugón de hoy, aunque la mañana y mediodia han sido muuuy tranquila y agradable.

Vamos a aprovechar para pasear por las calles de Brisbane, conocer una ciudad que goza de 300 días de sol al año y es conocida como "la ciudad de los días soleados" (recordamos Balbeck, conocida como la 'ciudad del sol', en nuestro viaje al Libano de 2009).

Brisbane realmente se dió a conocer a partir del año 1982, antes no la conocía ni el "gato", y fué gracias a los Juegos de al Commonwealth, cuyo éxito fué consolidado en la Expo Mundial de 1988 años después. Es una ciudad que siempre ha vivido bajo la sombra de Sydney y Melburne pero últimamente parece que ha logrado su propio nombre convirtiéndose en una ciudad cosmopolita, tanto en cocina como en diversidad de eventos, y que nos provoca un efecto parecido a Sydney, el encontrarnos como en casa nada más llegar.

ORGANIZANDO SOBRE LA MARCHA:

Sin noticias, solo rezando para que Jet Star funcione bien para llegar mañana puntuales a Tokyo

Su calle principal, Queen Street, es donde se encuentran las principales tiendas de compras (45.45 AUD), marcas y centros comerciales, y está animadisima a esta hora


 

Y podríamos hablar decenas de lineas con el ambientazo que se respira, pero una tienda eclipsa nuestra atención y mirada. Una música italiana llama a entrar. Dentro, dos chicas vestidas de manera sexy y provocativa, te saludan efusivamente y te invitan a conocer "Kitten D'Amour"


 

Parece ser que estamos en una tienda única en Australia y en el mundo, con todo hecho por Australianos, una tienda que combina una esquisita decoración, con lencería y ropa de lo más sugerente para mujer, vestidos, bolsos y diversa joyería (15 AUD). Los precios no parecen tan disparatados. Es de esas tiendas que da gusto conocer en alguna ocasión.


 

Comienza a anochecer, y esta vez nos coge tomando una cervecita en la plaza de King George Square donde el precioso reloj que sobresale entre los rascacielos canta las 17'30


Atravesamos el Puente Victoria. Una gran noria llamada Wheel of Brisbane nos reclama. Si comenzabamos el viaje con las vistas de la pequeña pero divertida noria de Santa Monica de apenas 27 metros, esta alcanza ya los 60 metros. Siguen muy lejos de la gran noria de Singapur de 165m, la Estrella de Nanchang de China de 160m o el London Eye que vieramos en Londres de 135m. Y pronto acabarñan la Gran Rueda de Beijing de 208 m. Nosotros apenas conocemos, además de la de Londres, la de circunferencia más grande (con 112 m) en Yokohama o la de Odaiba en Tokyo de 115m


 

Esta zona al otro lado del puente se llama South Bank y destaca por su belleza y la amplitud de parques, además de las mejores vistas del Skyline de la ciudad.


En el paseo se encuentra además un temblo budista y una playa artificial de palmeras y arena blanca, además de restaurantes, bares y heladerías. Todo esto es herencia de la Expo Mundial de 1988, especialmente el templo que nos traslada muy lejos de aquí. ¿Será otra señal Paula?


En este lado también hay parada de nuestro "ferry veloz" y los horarios son hasta tarde, por lo que ya va siendo hora de regresar a Hamilton (5.20 AUD cada uno), la zona a las afueras donde nos alojamos en nuestro rustico Motel, viendo así las últiams vistas de una moderna ciudad como Brisbane, capital de Queensland por meritos propios.




Como hemos venido viendo estos días, Australia no ha notado la crisis. ¿Sino quién explica que una zona residencial alejada del centro de la ciudad un Miercoles a la noche haya como 7 o 8 restaurantes, a cual con mejor pinta para cenar y todos ellos abarrotados? ¿Vangelis? Venga vale (67.80 AUD)… hoy toca italiano (atendido con japoneses "australianos" como hemos visto todos estos días y que ya forman parte de la población) y de ahí a 5 minutos caminando hasta el Raceways Motel.




Es posible que Brisbane no de para estar 5 o 6 días como Sydney, pero solo por disfrutar su ambiente, subir a su Noria y MUY ESPECIALMENTE, conocer un área única como el LONE PINE KOALA SANCTUARY, bien merezca la pena.

Nosotros nos vamos a dormir, pues tras esta parada en el camino mañana ponemos rumbo al útimo cambio de cultura en el viaje. Tokyo nos espera, para Paula por primera vez en su vida. Familia, amigos, lectores… seguimos fenomenal


Isaac y Paula, desde Brisbane (Australia)

GASTOS DEL DIA: 334,85 AUD (apróx 304.41 EUR) y REGALOS: 60.45 AUD (apró 54.95 EUR

Video: Brisbane Lone Pine Koala Sanctuary 4K (Junio 2020).

Pin
Send
Share
Send