Viajes

Tierras Polares, ¿hasta pronto?

Pin
Send
Share
Send


El Ártico nada tiene que ver con la Antártida en estas latitudes. Sus parajes son desiertos, sus aguas mansas, su acceso privilegiado. ¿Volveremos a Tierras Polares? Seguro que si, nos hemos dejado muchos objetivos en el tintero que tendrán que esperar, entre ello el gran depredador blanco, el oso polar.


No obstante, el viaje ya vino completo desde los Fiordos Noruegos, un área que recomendaríamos a cualquier persona que nos pregunte en el futuro…

Reflexiones de Tierras Polares

No hemos dormido nada cuando el vuelo de SAS hacia Oslo despega del pequeño aeropuerto de Longyearbyen. Son las 4 de la mañana de un nuevo y soleado día (el sol comienza a esconderse timidamente ya), ese que nos ha acompañado desde que aterrizamos hasta que nos vamos, y que seguramente sea el culpable junto a los aumentos de temperatura, de que donde debería haber hielo e icebers flotantes haya un desierto, maravilloso eso si, en un área polar



Tierras Polares, de la que os hablaremos en el futuro para contaros como trabajan y nuestra experiencia general con ellos, fue la agencia que nos ha llevado a uno de los lugares más inhóspitos del planeta con rutas diseñadas y exclusivas por el propio Ramón Larramendi, algo que no puede contar la mayoría de las empresas que subcontratan estos servicios, aunque donde verdaderamente son especialistas es en Groenlandia (ACTUALIZADO 2015: Cumplimos el sueño 1 año después en viaje a Groenlandia), donde hacen verdaderas campañas de verano. ¿Otro sueño para cumplir?


¿El oso polar? No vamos a engañar a nadie… !era nuestra mayor ilusión! pero nos vamos sin ni siquiera intuirlo. No obstante hay dos formas de ver la vida, y nosotros siempre hemos optado por hacerlo con una sonrisa. ¿Acaso no es un privilegio poder tener un encuentro con los renos enanos de Svalbard, únicos en el planeta? ¿o hacerlo con esos pequeños zorros polares de pelaje blanco y ciertamente simpáticos? ¿O la impactante rorcual en medio de la nada apenas a unos metros de nosotros tan grande como el propio velero? ¿O incluso poder caminar por la ciudad fantasma más aislada del planeta, Pyramiden?



Abandonamos Islas Svalbard. Decimos !!hasta pronto a Tierras Polares!! entre todas estas reflexiones. Los picos de este paisaje de montañas siguen nevados, pero tras varíos días dejando pasar los rayos de ese precioso sol que a medianoche dejaba un tono especial, ha permitido que se abran paso decenas de ríos y cascadas por sus laderas.


El sueño puede con nosotros. Caemos rendidos al "meneo" del avión. Son menos de 4 horas, y hoy no paramos en Tromso.

De Tierras Polares a España en media jornada

Quién nos lo iba a decir a nosotros cuando tras dos días y medio de ida entre los mares más temibles del planeta llegábamos a la Antártida. !!Y otros tantos de vuelta!! !!Que horror!! Pues ir desde España al Ártico, o viceversa como estamos haciendo hoy, apenas lleva media jornada. ¿Qué pensará el amigo Amundsen cuando se entere.


Pues efectivamente, paso por Oslo, desayuno (53 NOK) y despedida de Carmen (un placer poder haber compartido este viaje contigo… seguro que nos esperan más a Tierras Polares juntos) y otro pequeño trayecto a Barcelona, ahora con vueling. !!Ya estamos en España!!



Y si no hubiese sido porque nuestra escala con A Coruña salía de tarde, aún hubiésemos tardado menos, lo que nos obligó a comer (17,70 EUR) en Barcelona (cuya terraza exterior del Aeropuerto nos tiene encandilados).

Ya habrá tiempo de resumir y valorar los mejor y lo peor de los Fiordos y el Ártico Noruego, de escribir consejos prácticos, de recopilar presupuestos, fotos y vídeos (traemos muchísimo material). Hoy es tiempo deshacer la maleta y encontrarnos con esos "potricoles" que tanto le gustan a Paula de cada viaje y que ya forman parte de nuestro "pequeño museo" en nuestro propio hogar. !!Hasta pronto Tierras Polares!!


Isaac y Paula, ya desde A Coruña (España)

GASTOS DEL DÍA: 53 NOK (apróx 6.45 EUR) y 17.70 EUR

Pin
Send
Share
Send