Viajes

La belleza marina de las Maldivas

Pin
Send
Share
Send


El día que nos pregunten que nos ha gustado más en las Maldivas no sabremos si empezar hablando de sus increibles y paradisiacas islas o de que su mayor belleza reside bajo el mar, con más de 700 especies diferentes de vida marina, sus corales de colores. Hoy es ya el DÍA 7 de viaje, y parece que, aunque veloz, hemos vivido un mes de experiencias. Este video es nuestro particular resumen de un lugar indescriptible, que nadie debería perderse una vez en la vida (no os perdais la parte final casi tocando las tortugas marinas)…

Maldivas, ese pequeño "cielo"…

Hoy es nuestro último día en Kandholhu. No sabemos cómo ha pasado el tiempo tan rápido, no tenemos ganas de irnos porque… ¿Podremos volver otra vez? No lo sé pero, en todo caso, será dentro de mucho mucho muchooooo tiempo.

En este momento aún no nos podíamos imaginar que la sensación que nos acompañará ya para siempre es la nostalgia de lo vivido. Isaac quería que el Cuento de Navidad que me había preparado no lo olvidase nunca, y lo consiguió, aun así creo que algunos días le gustaría que lo olvidase aunque fuese un poquito, ¿verdad?

Nos da pereza levantarnos, como si así consiguieramos que no se acabase el día, porque aunque mañana despertaremos también en nuestro quesito, será ya para hacer la maleta. Sabemos que será nuestro último snorkell en uno de los lugares con más encanto en el mundo, y el mejor reef que nos vayamos a encontrar.

Hoy iremos a visitar a nuestra amiga después de desayunar, como estos días, la primera hora es uno de los momentos más especiales y de más vida. Desde la cabaña que acoge el buffet, observamos como la isla se levanta, mientras saboreamos un riquísimo desayuno, tocando la arena con nuestros pies y dejándonos mimar por los primeros rayos de sol. Nada más acabar nos vamos a disfrutar de nuevo del fondo del reef, donde toda la vida que hay en él nos despedirá con un “ ¿hasta pronto?“.


Volvemos a ver multitud de peces de colores, corales con sus distintas formas, flora de distintas especies,… En definitiva, tenemos delante lo que ha sido "nuestra vida" durante toda una semana.




Snorkellear en Kandholhu es un placer. Flotamos casi naturalmente, sin apenas esfuerzos. Especialmente en la zona del embarcadero principal, la mejor sin duda ninguna



Y no podía faltar en nuestra despedida nuestra amiga ya para siempre ¡¡¡Tomasa!!!, que una vez más nos venía a ver para que pudiésemos nadar un rato con ella (os recomendamos ver la última parte del video del inicio de este relato).



En este momento podemos decir que llegaba la hora…



!! COLGAMOS LAS ALETAS !!


Después de nuestra última “inmersión” (y devolver el material), vamos a dorarnos un poquito más en la playita que nos acogió todos estos días…



… aunque como no paramos quietos un minuto, nos dedicamos a hacer un poco el ganso en el agua, haciendo las que serán unas de las últimas fotillos en Maldivas.




El sol no nos ha abandonado en ningún momento. Estamos en la mejor época del año. No obstante, la temporada de lluvias que va desde Mayo a Octubre, deja precipitaciones y vientos mucho más suaves que en cualquier otra región influenciada por el monzón. Además goza de clima cálido todo el año, debido a su ubicación cerca del Ecuador, con rayos de sol alrededor de 2.700 horas al año y con una atmósfera de paz y relax sin limites. Esto se merece un cocktel…



Y cuando pensábamos que ya habíamos hecho todos los amigos que podíamos hacer en la isla aparece el cangrejo Sebastian, un simpatico cangrejito que nos observa en la toalla completamente estático. Cuando hacemos el amago de ir por él se escapa corriendo hacia el agua y se intenta esconder debajo de la arena, incluso cambiando de color. No lo hace muy bien, pero rápido lo devolvemos a su habitat. Aquí había bautizos casi todos los días, jaja…



Y no nos iríamos sin pedirnos para comer nuestro ya particular menú, Pizza al tono y Sandwich Kandholhu. Hoy también hemos decidido comer cerca de la orilla, en uno de los sofás que hay cerca de la cabaña que hace de restaurante para tener un poco de intimidad y que hasta ahora no habíamos utilizado y como aquí estás en un verdadero paraíso, te lo traen todo sin que tengas que molestarte.


Hoy, tras una de esas siestas que hacen afición, nos hemos apuntado a otra sesión de spa, una facial (el DIA 3 del viaje explicamos todos los que había), la última también que haremos en nuestra isla. Da gusto unas vacaciones así, pero lo “bueno” se acaba pronto y lo “mejor” no es fácil de repetir.


Anochece de nuevo en la isla. El sol deja paso al primer asomo de luna que vemos en la isla. En este viaje no nos ha hecho falta y ha aprovechado también para descansar. Ahora se deja ver dejando la silueta que toma la bandera de Maldivas como símbolo.



Ha venido a hablar con nosotros "el mafias", el manager de la isla. Nuestro hidroavión mañana sale a las 16'00. !! Que chafe !! No nos va a dar tiempo para ver nada de Male. Snif snif. Le hemos dicho que intente como sea que salgamos antes, que nos apetecía conocer la capital. Nos comenta que las empresas de hidroaviones no dependen de ellos y los horarios los marcan desde la central. En fin…

Otro momento al que decimos adiós es a nuestras cenas en la playa a la luz de unas velas y las estrellas, a esa carta en la que no sabíamos (la mayoría de las veces) lo que pedíamos y a toda esa gente que hizo que nuestra estancia en Maldivas fuese tan especial, gente amable, sencilla, siempre con una sonrisa y dispuesta a ayudarte en cualquier momento.

Mañana la despedida oficial de este, mi Cuento de Navidad…


Isaac y Paula, desde Kandholhu (Maldivas)

GASTOS DEL DÍA: 209 USD (aprox 167 EUROS)

Video: Maldivas: el paraíso del buceo documental completo (Mayo 2020).

Pin
Send
Share
Send