Viajes

De compras en Guangzhou

Pin
Send
Share
Send


Nuevo día y nuevo madrugón involuntario. Las 6'20 y ya estoy en el "hall" del hotel escribiendo los relatos. Y es que el jetlag me sigue afectando muchísimo y no consigo dormir en esta ciudad de Guangzhou.

Es curioso mirar a la calle y ver la de vida que hay ya a estas horas. Guanzhou tiene más historia de la que parece y ya en 1511 los portugueses se plantaron vía maritima. Nace Macao. Entre 1717 y 1784 llegan holandeses, suecos, daneses, estadounidenses y australianos. Luego la guerra del Opio, la Segunda Guerra Chino-Japonesa, la Mundial para finalmente el 14 de Octubre de 1949 tomar el poder el ejército comunista de la República Popular de China hasta hoy. China por momentos parece más capitalista que comunista, pero escenas como la que vemos a primera hora con el izado de bandera en un colegio adyacente nos hace recordar que no es así.




Ya está bajando el resto de la familia. Es hora del desayuno. No hemos hablado mucho del Dongyue Fashion Hotel pero ya está disponible un análisis completo en ESTE ARTÍCULO. Sólo comentar que el desayuno se sirve en un local junto a recepción y es… !! terrible !! Las mesas no disponen de NADA. Pero cuando digo nada es NADA. Ni cubiertos, ni servilletas, ni vaso. En medio de una mesa central ponen varias potas con arroz, noodles, algo parecido a un huevo frito, una carne sacada de dios sabe donde y alguna cosilla más. El café es un instantáneo que una chica prepara con agua caliente y remueve allí delante de todos antes de dártelo. En fin…




Por supuesto, lo primero que vamos a hacer hoy es volver a la Canton Fair que ya visitaramos el día de ayer en el espectacular Pazhou.


¿Cuanta gente puede pasar por una feria como ésta? ¿Cientos de miles? Sólo entre expositores y trabajadores habrá más de 150.000 personas. Y lo mejor, es tan sumamente grande el complejo que en ningún momento tienes sensación de agobio.




Tras pasar la mañana por allí y tomar un café (100 RMB) para descansar un poco, se acabo de feria en Guangzhou para nosotros. En Hong Kong tenemos otro evento parecido en 2 días, así que es hora de ir hacia el metro (20 RMB).

Nos causa curiosidad ver lo diferente que son japoneses y chinos (es inevitable la comparación), al menos en constumbres. Un japonés respeta las colas escrupulosamente, son ordenados, nunca te miran a la cara y hacen el "efecto flex" en cuanto caen en una silla del metro. Un chino es educado pero se salta bastante las colas, son algo más desordenados, te miran directamente a los ojos y te remiran otra vez y nunca duermen en el metro. Curioso



¿Nuestro destino? Cuando leía a algún viajero decir que "se venía a Guangzhou con bragas de papel para poder traer la maleta a tope" yo me sorprendía. No me podía creer que fuese tan exagerado. Conclusión: LO ES MÁS.

DOGMA Nº5: Si eres peatón, piensa que eres puntos en un juego de consola. cualquier vehículo, incluso motos, se sienten libres de matarte

DOGMA Nº6: Aunque te mueras verdaderamente de sed, tanto que no puedas aguantar más sin pegar un trago, antes estruja tu camiseta sudada que beber del agua del grifo. No creo que durarás más de unos segundos sin pasar por el baño.

DOGMA Nº7: Si piensas que los Chinos te entienden, eres un iluso. Los chinos saben más o menos el mismo inglés que tú como la media española, es decir, NADA Y MENOS. Pensarán que les estás "hablando en chino"

El metro nos lleva a la Railway Station, donde detrás se encuentra el Jin Bao Market, en la calle Zhan Xi Lu, un auténtico e impresionante mercado de relojes, juegos y ropa. Hay también un mercado de seda y otro de antigüedades pero el día no da para todo. Lo primero que vemos es la zona donde se vende todo tipo de artículos de juegos (dominos, cartas, fichas de poker… ) además de irlo combinando con vendedores de comida ambulante




Pero si hay un mercado que merece la pena, es sin duda el mercado de relojes de imitación. TODO TIPO DE MARCAS, TODO TIPO DE CALIDADES. Imitaciones cuasi-perfectas y por precios muy asequibles entre 10-40 euros. Por supuesto que los "High Quality", o lo que es lo mismo, copias perfectas, son los que más hay que regatear. Nosotros hasta en 2 ocasiones subimos a una especie de oficinas "de contrabando" donde tenían todos expuestos. Ni decir tiene que nos volvemos con 7 relojes en regalos.


El regateo agota, y hemos encontrado una especie de terracita en un lugar cercano a un McDonalds (bueno, aquí hay de todo tipo de compañías americanas instaladas). Comemos (146 RMB) y tomamos un café (80 RMB) bastante bien.




Tras los relojes, la segunda compra por excelencia (dejando a un lado la cerámica) es la ropa y calzado de marcas copiadas a precios asequibles. Hemos de decir que nosotros nos hemos pasado media tarde para arriba, para abajo, centro comercial o mercados callejeros y no hemos encontrado nada que nos guste especialmente. Muy barato si, pero…

De móviles y electrónica, !!HUID!!. No merece la pena. Mala calidad, no te dura ni hasta la vuelta de la esquina y poca variedad. Esperaremos a Hong Kong.

Alrededor de las 18'00 tomamos un refresco (6 RMB) y nos volvemos a poner en el metro (12 RMB los cuatro) rumbo a una nueva calle, ShangXiajiu.


En este punto me gustaría hablar un poco de la cultura china, las personas. Estamos teniendo un contacto completo con ellos, son gente educada y que tiene un caracter, en general, bastante alegre. Detrás de todo esto se esconde gente que vive en verdadera miseria. También hemos visto que se da mucho valor a la juventud y a la vida familiar, a las parejas y al… !! consumo !!. Lo cierto es que da una sensación de un país de hipocresías, donde mostrar misterias está penado, donde no se sabe en realidad nada de lo malo que ocurre y donde se intuye que 300 millones de personas se establecen en una clase media alta y 1000 millones entre la pobreza y la miseria. Espero que no me detengan por escribir todo esto estando en China.




Aunque vamos cansados de piés, entramos en una calle llena de tiendas. Nos aproximamos hacia la calle Xiajiu.


Restaurantes, puestecillos de "pinchos morunos", "la Zara china" (donde Paula, hay algún regalito para ti), tiendas de prendas a 1, 2 y 5 euros. !! Aquí si hay ropa barata y de grandisima calidad !! Esto si es el paraíso de las compras baratas.




Ahora si, girando a la izquierda, entramos en la calle comercial más importante de Guangzhou, Xiajiu o también llamada tradicionalmente Xiguan, y de todo el sur de la China continental. Casi 1 kilómetro y medio de calle con más de 300 establecimientos para volverse locos.




Por cierto, ¿alguién dudaba que estos chinos lo imitan todo? O mejor dicho, lo intentan, porque estos jamones tienen una pinta !! HORROROSA !! Que te van a dar por 4 euros al cambio. Donde esté nuestro pata negra…



La calle, en la que siguen dejándose sus yuanes la mami y Miriam, aunque nada preocupante (bolsos por 1 euro, zapatos por 5 euros, kimonos por 2 euros… ), desemboca en una inmensa plaza al más estilo futurista, llena de pantallas gigantes, neones, gentío y luces de colores (como la propia calle)



La calle es una de las más prósperas y bulliciosas de toda China y su historia se remonta a más de un siglo atrás. Un lugar imprescindible cuando cae la noche.



He intentado darle una oportunidad, pero ya no me aguanto más a decirlo. Estar en un mercadillo con un puesto de comida al lado es horroroso. La comida china huele intensisimamente y me resulta insoportable. No soy un fanático de la comida china en España, aunque esperaba a darle una oportunidad aquí, pero sus platos me resultan poco atractivos. Parto de la base que no me gustan las mezclas de sabores dulce y salado que hacen aquí también.

Es quizás por eso, y porque todos pensamos igual, por lo que volvemos a acabar en otro Pizza Hat (323 RMB). Es una solución socorrida y aunque no permite conocer una manera de viajar fundamental, la gastronomía, nos resulta imposible, cosa que no nos pasó con otra comidas antes.

Desde de aquí y ya de regreso en el hotel, buenas noches a todos desde el país de las gangas (Paulita, tú te llevas un montón; Jose y Ketty, estamos fenomenal; Giuseppe, tutto benne; lectores y amigos, id haciendo las maletas). !! A DORMIR !!


Isaac & Familia, desde Guangzhou (China)

GASTOS DEL DÍA: 587 RMB (apróx 64.22 euros) y REGALOS: 1800 RMB (apróx 196,94 euros)

l Dongyue Fashion Hotel (artículo completo del alojamiento en ESTE ARTÍCULO)

Video: mercado de pirateria en Guangzhou (Mayo 2020).

Pin
Send
Share
Send